Yoga

Dharana, concentración profunda: qué es y cómo se practica

Dharana es el nombre de la sexta etapa del Raja Yoga: Su realización se acerca cada vez más cada vez que aprende un nuevo nivel.

Esta sexta etapa te enseñará a estabilizar la mente en un estado de calma y concentración total, de “firmeza inamovible” libre de la negatividad que te rodea. Averigüemos cómo.

Significado de Dharana

Dhāraṇā es un término sánscrito (धारणा) que se traduce como “concentración”. Su raíz es dhri, Qué significa eso aguantar, mantener. Se refiere a la positividad del pensamiento, entonces la traducción es similar a “Mantener la concentración” en un solo pensamiento.

Mediante la aplicación de las cinco etapas que has leído anteriormente, podrás aplicarte a esta sexta etapa del Raja Yoga sin ningún problema: el propósito central de Dharana es de hecho ser capaz de concentrarse en un solo objeto o pensamiento dejando de lado todo lo demás.

Este nivel de concentración no sería posible sin antes haber asimilado los pasos anteriores y, efectivamente, correría el riesgo de convertirse en algo peligroso si el objeto de concentración es algo negativo o incorrecto. En cambio, el enfoque en el pensamiento único debería favorecer laalienación a partir de estos influencias negativas, haciendo de Dharana una especie de “caja mental” dentro de la cual sólo existe el sujeto de nuestra concentración.

Pero descubramos más específicamente cómo funciona este enfoque extremo de la mente.

Cómo funciona Dharana

Ya anticipé en qué consiste Dharana: es una técnica que te permite enfocar todas tus energías y toda tu atención en un un solo tema elegido por ti.

A pesar de la etapa anterior, Pratyahara, parece apuntar aextrañamiento de los sentidos y por tanto una especie de “escape” de lo que sentimos, no debe engañarlo: en realidad es la antecámara, el rito de paso entre las etapas que has aprendido hasta ahora y lo que estás a punto de aprender ahora, ya que es de agradecimiento a esta disciplina del “alejamiento” de los sentidos que puedes concentrarte al máximo.

Podríamos definir Dharana como una “práctica teórica”: el propósito de esta concentración no es de hecho el objeto en el que nos estamos enfocando, sino su esencia. Pensar en un un solo tema para evitar todas las posibles interferencias externas y, a pesar de ello, mantenerse alejado por el propio sujeto. Esto significa que no tienes que concentrarte en el objeto en sí, sino utilizarlo como un medio para desapegarte de lo que te rodea.

Entender la esencia de los objetos

cristales curativos

Como ejemplo simplista, puede centrarse en una pared de ladrillos. Al principio, puede pensar que no hay mucho que observar: su mente todavía estará en modo “piloto automático”, los pensamientos habituales la abarrotarán.

En ese punto tendrás que enfocar toda tu atención en la pared, sin dejar de mirarla en tu mente, cada vez más de cerca, cada vez con más detalle.

Tal vez comience a ver las pequeñas grietas que se dibujan en cada bloque.

Estas grietas tendrán que llenar tu mente para aclarar otros pensamientos, serán las medio para vacia tu mente. Entonces, ¿qué tienes en la cabeza al final? Solo una pared de ladrillos.

Esta técnica de concentración sirve para lograr realización: tendrás que aprender a centrarte en la esencia intrínseca de un objeto, por sí misma representación en el universo.

Una ayuda que a menudo es extremadamente útil en esta práctica es enfocarse no solo en los objetos, sino también en energías.

Aprender a enfocarte en Prana, Nadis y Chakras es un excelente ejercicio que no solo te permitirá sentir tu propia energía fluir, sino que también será una ayuda para aprender a enfocarte en lo que sin duda existe pero es. inmaterial, no tiene forma física y no se puede percibir excepto con nuestra mente y espíritu.

Estos dos ejemplos de concentración se pueden resumir con dos términos:

  • Concentración haciaexterno (todo lo que es material, tangible y externo a nuestro ser)
  • Concentración haciainterior (todo lo que está dentro de nosotros o que pasa por nosotros, como la energía)

Técnicas de concentración

ubicación del trueno

Para comprender mejor esta etapa del Raja Yoga, podemos utilizar algunos técnica de concentración para “visualizar” mejor en nuestra mente lo que podemos hacer.

Técnica de sábana blanca

Una técnica bastante común utilizada para enfocar es visualizar un hoja blanca en la cabeza: completamente blanco, liso y vacío.

Es difícil concentrarse en un espacio concreto, ya que al estar vacío no hay nada sobre lo que fijar la mirada, tanto física como mental. Intente ahora generar un punto negro pequeño en el centro de la hoja: inevitablemente tu concentración se centrará en ese único punto, ya que será algo en contraste con el resto del fondo.

Esta es una técnica básica para aprender a enfocar y te ayuda de dos formas diferentes: primero, al enfocar tu atención exclusivamente en el punto negro podrás adquirir cada vez más detalles, te darás cuenta que no es completamente esférico, podría tener bordes dentados o podría no ser del todo negro, sino azul oscuro.

La segunda forma en que te ayuda es ahí comprensión y eleliminación del fondo blanco que, mientras permanezca presente, no afectará en modo alguno tu concentración en el punto, sino que solo se convertirá en un contorno externo sin importancia para la mente y, gracias a este alejamiento, podrás verlo por ese que realmente no tiene influencias externas.

Técnica de flujo de agua

Otra forma en que se concibe Dharana es como una técnica de “control del movimiento mental”.

Para comprender lo que significa esta oración, intente imaginar una flujo de agua: como todos sabemos, el agua fluye sin inmutarse sin conocer obstáculos y si alguna vez encuentra uno en su camino, solo excavará nuevo camino para continuar con el desplazamiento.

En este ejemplo, Dharana funciona como si estuviéramos cavando el camino que seguirá el agua, de modo que podamos manejar su flujo y aprender a llevarla a donde queremos que vaya. Si reemplaza el agua con i pensamientos, encontrará que las diferencias entre los dos son muy pequeñas.

Técnica de carretera

Un ejemplo un poco más práctico que podemos utilizar es el de salidas de autopista: si estamos en la autopista y nos dirigimos a casa, al trabajo oa una cena y sabemos el camino que estamos tomando, sabemos muy bien qué salida debemos tomar para llegar a nuestro destino.

Aunque sabes cuándo salir, pasas por muchas otras salidas que conducen a lugares completamente diferentes a tu destino, pero cuanto más concentrado estés en esa salida, menos significado tendrán las demás, hasta que dejen de existir por completo. en tu mente.

Puede que te haya pasado, tener que ir a un lugar diferente al habitual, para descubrir la existencia de ese camino; sin embargo, también estuvo allí los otros días, simplemente nunca lo notaste. Dharana funciona así: al enfocarse solo y solo en la salida que necesita ese día, todos los demás perderán su significado.

Técnica de sonido

Suenan campanas tibetanas

Como última técnica de concentración, analicemos la más utilizada por los practicantes de esta disciplina y por los monjes en general: la sonido.

Cada mantra que se recita está compuesto por sonidos poderosos, distintos y repetidos: Dharana es uno “Equilibrio esfuerzo mantenido, prolongado” centrar la atención en sonidos largos y constantes, como la sílaba “om” (ॐ) presente en todos los sutras, permitirá mantener este equilibrio constante sin esfuerzo aparente.

Del mismo modo, el sonido de las campanas tibetanas también induce un estado de relajación y concentración. El sonido es vibración y como tal nos ayuda a sintonizarnos con la frecuencia mental que deseamos.

Conclusión

Esta práctica de extrema concentración será de fundamental importancia para poder llegar a la realización final del Raja Yoga.

Aunque es un punto clave, nunca se podría aplicar sin la ayuda de las cinco etapas anteriores. Te habrás privado de la negatividad, llenando ese vacío con disciplina y corrección, habrás templado tu cuerpo en formas y posturas, calentándolo y purificándolo a través de la respiración, y habrás dominado tus sentidos.

Solo a través de este camino de realización se aprenderá la capacidad de concentrarse de manera absoluta: primero en un solo objeto y finalmente en el universo.

Lectura recomendada