Bienestar

Qi Gong: práctica, beneficios y ejercicios

los Qi Gong (pronunciado “Cikung”) es una práctica milenaria china para el bienestar físico y mental. Su nombre es la transliteración de los términos Qi 氣 y Gong 功. En esta guía descubriremos en detalle en qué consiste, cuáles son sus orígenes, sus beneficios y algunos ejercicios útiles para empezar.

¿Qué significa Qi Gong?

Qi tiene un significado muy importante en la cultura china: es el aliento vital, la energía que impregna y mueve el universo y es comparable a prāṇa de la tradición yóguica india (प्राण) et al pnèuma (πνεῦμα) de la filosofía griega antigua.

Esta importancia en la cultura china también se refleja en el lenguaje, donde el término qi se usa para definir diferentes aspectos de la persona y de la realidad.
Por ejemplo: tiānqì (天氣) es el clima, gǔ qì (骨气) es integridad moral y xié qì (邪气) es la enfermedad.
El término Gong, por otro lado, indica la trabajo digno hecho con compromiso y perseverancia.

Todo nos lleva a lo que expresa Qi Gong: trabajar con energía vital.

Los orígenes del Qi Gong

Qi Gong tiene orígenes muy antiguos, que se remontan a dos milenios antes del nacimiento de Cristo.
Sus raíces se remontan a danzas tribales chamánicas que imitaba los movimientos de los animales (por ejemplo, la grulla, el oso, el dragón, el tigre y el caballo), de los que tenemos las primeras transcripciones durante la dinastía Zhou (1028-221 aC).

Muchas de estas posturas animales se han encontrado en representaciones de rocas junto con imágenes de ejercicios militares, muestra de su profunda y ancestral correlación con las artes marciales chinas.

Las formas más antiguas de Qi Gong (168 a. C.) se llaman Daoyin, que literalmente significa “controlar y guiar el Qi”, y se describen como una cura para varios problemas: desde el reumatismo, hasta los trastornos intestinales e incluso como una cura para la ansiedad y el sistema nervioso.

Incluso en la “Biblia” de la Medicina Tradicional China, Huángdì Nèijīng Suwen (黄帝内经 素 問 – El Libro Interior del Emperador Amarillo – 200 aC), escrito como un diálogo entre el emperador y el médico de la corte, el médico recomienda el Daoyin como método para tratar los resfriados y mantener activa la fuerza vital.

Es de estas fuertes raíces intrínsecas en la danza tribal, las artes marciales y la Medicina Tradicional China que el Qi Gong cobró vida.
Posteriormente, el Qi gong ha crecido, transmitido de maestro a estudiante en toda China, y se ha practicado con diferentes significados: desde la aplicación médica, la práctica religiosa (taoísta, budista, confuciana) hasta la práctica marcial.

Este fue un período floreciente y de crecimiento para Qi Gong, hasta que, con la Revuelta de los Bóxers (1898-1900 d.C.), muchos practicantes fallecieron y comenzó un período de oscurantismo.
Qi Gong estaba totalmente prohibido.

Pero los chinos son un pueblo fuerte y se aseguraron que su transmisión continuara de padre a hijo y de maestro a alumno, todo en total sombra.

Finalmente en 1955 el estado decidió abrir una hospital dedicado al Qi Gong en Tangshan, provincia de Hebei, y de allí nació la corriente del moderno Qi Gong que se practica en la actualidad.

Desafortunadamente, se formó un nuevo período de oscurantismo en 1966 con la Revolución Cultural y solo en 1985 con el Dr. Qian Xuesen – el “padre de la tecnología espacial china” – el gobierno aprobó y adoptó plenamente el Qi Gong como un medio eficaz de tratamiento de enfermedades y en cultivo de la mente.

Además, en 1973 tuvo lugar un descubrimiento fundamental para el estudio del Qi Gong: en la aldea de Mawangdui, cerca de Changsha (capital de la provincia de Hunan), se desenterró la tumba del rey Ma (168 a. C.). En uno de los ataúdes se encontró un trozo de seda que representaba a 44 figuras con la intención de realizar movimientos gimnásticos y las leyendas relacionadas con la descripción del movimiento, su nombre y qué dolencias físicas aplicar a una determinada forma.

Muchas figuras de Qi Gong representan de hecho movimientos de animales realizado por hombres y mujeres tanto jóvenes como mayores y pertenecientes a diferentes clases sociales, lo que indica que sus raíces están arraigadas en una gran práctica común a todas las personas.

ejercicios de qigong

Los estilos

Qi Gong se divide, por simplicidad, en dos hebras fundamentales: estático es dinámica.

El estilo estático se centra más en controlar el qi a través de respiración, el monitoree la concentración.

La dinámica incluye movimientos fluidos y bien medido, útil para poner en movimiento el qi de la manera más beneficiosa posible (Taiji Quan es una derivación).

Además de los estilos, el Qi Gong también se distingue en diferentes corrientes, en función de la intención que se le quiera dar a la práctica:

  • Qi Gong Medical – incluye técnicas terapéuticas dirigidas a patologías particulares;
  • Qi Gong marcial – fortalece el cuerpo y dirige voluntariamente el qi hacia el enemigo para dañarlo;
  • Qi Gong budista – útil para llevar a la persona a una elevación espiritual y, por tanto, a la iluminación;
  • Qi Gong confuciano – adecuado para hacer crecer moralmente al individuo;
  • Qi Gong taoísta – derivado de las técnicas de longevidad, ascetismo y movimientos animales y dividido en cuatro pasos:
  • Zhu Ji – relajación física y mental;
  • Ning Jing Lian Qi – comienzo de la concentración en los tres Dantianos (campos de energía);
  • Lian Qi Hua Shen – capacidad para encontrar armonía entre Shen (espíritu) y Yi (intención);
  • Lian Shen Huan Xu – logro de la iluminación interna y la integración entre el ego y el mundo circundante.

estilos de qi gong

Ejercicios y posturas básicos

El Qi Gong, con la excepción de la vena marcial que se practica en China y que se utiliza a menudo como base para el estudio del Kung Fu, es un arte que pueden cultivar todas las personas de cualquier edad y estado de salud.
Es una disciplina útil para reactivar un flujo constante de energía en el cuerpo y es excelente para mantener el movimiento articular en buenas condiciones.

Según la Medicina Tradicional China, las articulaciones son puertas energéticas de donde pasan todos los nuestros meridianos y es fundamental mantenerlos libres de bloqueos.

Una excelente manera de sentir la presencia de esta energía fluyendo en nuestros meridianos es practicar una postura básica y estática llamada Wuji, también llamado Zhan Zhuang.

He aquí cómo hacerlo:

  • Nos colocamos en una postura erguida;
  • llevamos los pies a la distancia de la cadera;
  • los dedos están bien abiertos, miran al frente y los pies son paralelos (los dedos no miran ni hacia afuera ni hacia adentro);
  • hundimos toda la planta del pie en el suelo y sentimos el apoyo firmemente, como si tuviéramos raíces que nos mantienen anclados al suelo;
  • deje que las rodillas sigan la línea del pie y permanezcan ligeramente flexionadas;
  • relajamos los brazos a los lados, dejando un pequeño espacio entre ellos y los lados de nuestro cuerpo;
  • dejar caer el cóccix hacia el suelo y hacer que la coronilla de la cabeza se eleve nuevamente, sintiendo la columna que se estira y las vértebras que tienen más espacio entre una y otra;
  • llevamos la lengua ligeramente colocada sobre el paladar blando y relajamos las arcadas dentarias, dejando un pequeño espacio entre ellas;
  • relajamos todos los músculos que no necesitamos para mantener una postura erguida;
  • ponemos en práctica una sonrisa interior;
  • mantenemos Wuji durante 3 minutos;
  • relajamos la postura y sentimos la diferencia respecto al inicio de la práctica.
Meditación de pie
Fuente

Este simple ejercicio, si se realiza correctamente, conduce a un calentamiento de las manos y posteriormente de todo el cuerpo, activando la respiración celular profunda.

Otros ejemplos de posturas básicas son:

  • Ding Bu Dao Jian Gong – la bola giratoria, un ejercicio dinámico para visualizar un globo de energía en las manos.
  • Chen Bao Zhuang – abrazar el árbol, ejercicio estático en el que las manos quedan a la altura de los pectorales, con las palmas hacia adentro, como si estuviéramos abrazados a un árbol.

La secuencia dinámica más famosa es la de Ba Dua Jin, también llamado Ocho Piezas de Brocado, que es comparable al Saludo al Sol yóguico tanto por su completitud de ejercicio físico, como por su acción óptima si se practica en las primeras horas de la mañana.

Beneficios

Después de una práctica de Qi Gong podemos encontrar numerosos beneficios físicos y mentales, entre ellos:

  • Liberación de tensión muscular;
  • liberación de tensiones emocionales;
  • mayor movilidad articular;
  • mejora de la actividad cardiovascular;
  • mejora de las habilidades propioceptivas.

Tradición china

Combinando la práctica de Yoga con mis estudios marciales, Shatsu y Qi Gong se ha convertido en mi investigación.
¿Qué piensa usted al respecto?
¿No crees que somos un microcosmos fantástico en el macrocosmos?

Lectura recomendada